Jornadas de capacitación interna del área de salud y educación ambiental

 28 de Julio de 2017

ACUMAR, a través de su Dirección de Salud y Educación Ambiental, realizó unas jornadas de capacitación interna en las que se trataron los diversos aspectos sobre la problemática de la basura y su relación con la salud.

Ayer se desarrolló el último encuentro de las Jornadas Bimestrales Internas de la Dirección de Salud y Educación Ambiental (DSyEA) de ACUMAR. La primera jornada tuvo lugar el pasado miércoles 19 de julio y ayer pudieron completar la capacitación el resto de los integrantes de la Dirección. El tema tratado fue “Basura y Salud”, surgido ante la recurrencia de esta problemática en la mayoría de los barrios de Cuenca Matanza Riachuelo visitados por los equipos de salud de ACUMAR, particularmente en las comunidades más vulnerables. La presentación de las jornadas estuvo a cargo de la Directora del área, Dra. Susana García.

 

La gestión de los residuos es un tópico complejo, que puede ser abordado desde múltiples dimensiones: sanitaria, ecológico/ambiental, social, económica, cultural, legal, ingenieril, etc. Es, por lo tanto, un problema interdisciplinario. En función de esta complejidad, en estas jornadas internas de la DSyEA se hizo foco en los aspectos vinculados a los efectos que una mala gestión de residuos tiene sobre la salud tanto humana como animal.

 

Las jornadas estuvieron divididas en varios bloques en los que se abordaron diversas aristas: la presentación de los resultados de la pesquisa domiciliaria para conocer qué hacen los vecinos con la basura; los aspectos toxicológicos de la problemática, los residuos peligrosos, los riesgos sanitarios del acarreo y acopio de chatarra, y las medidas de prevención; los aspectos biológicos de la basura y las enfermedades zoonóticas.

 

Los asistentes a esta jornada de capacitación interna pudieron realizar una evaluación colectiva y un taller de problematización e integración de aprendizajes. Además, se les entregó bibliografía ampliatoria.

 

La basura incorrectamente gestionada puede tener importantes efectos negativos sobre la salud y la calidad de vida de la población, a la vez que constituye una fuente de contaminación ambiental.