ACUMAR más estricta con las empresas que contaminan la Cuenca

 6 de Abril de 2017

En el transcurso del último mes procedió a la clausura preventiva, parcial o total de establecimientos que contaminaban la Cuenca Matanza Riachuelo.  Además pasó a revisión todos los programas de Reconversión Industrial presentados ante el organismo de control.

“Avanzamos siendo más estrictos en la norma, intensificando las inspecciones y mejorando nuestros sistemas de control sobres estos establecimientos que operaban de forma irregular, afectando de forma grave e inminente  los recursos naturales, el agua, el suelo y el ambiente donde viven los vecinos de la Cuenca”, expresó Gladys González, la presidente de Acumar.

La aplicación de estas clausuras preventivas se hace necesaria ante la verificación fehaciente de  la posibilidad de un daño grave e irreparable sobre el ambiente, ya sea por vuelco de efluentes contaminantes o por deficiente gestión de residuos peligrosos

Establecimientos dedicados a la cria de ganado porcino como Bravestar SA, o la faena de ganado vacuno como “El Fuego y el Agua SA” (ex Liwin); operadores de residuos peligrosos como Draconis SA, empresas dedicadas a la producción de carton como Cartoindustria SA (Ex Fibrapapelera) o a la impresión como Corrucart SRL, y curtiembres como Algipel SA, son casos en los que Acumar debió recurrir a la clausura preventiva ante la situación de  grave riesgo de daño al ambiente y a la salud y seguridad de la población vecina.

Asimismo, con el objetivo de ser más eficaz en la protección de la Cuenca, la semana pasada se publicó una nueva resolución que endurece los controles que la Autoridad de Cuenca ejercerá los establecimientos industriales y de servicios y  limita tanto en cantidad como en calidad los tipos de vuelcos que estos puedan hacer al Riachuelo o a cualquiera de los arroyos subsidiarios.  ACUMAR trabaja en el control de la actividad  industrial y de servicios priorizando un grupo de más de 200 establecimientos de relevancia ambiental para alcanzar el saneamiento de una de las cuencas hídricas mas contaminadas de nuestro país.

La facultad de esta Autoridad de Cuenca resulta de lo normado en el art. 7 inc. j)  de la Ley 26.168 que establece la posibilidad de disponer la clausura preventiva total o parcial de establecimientos cuando tome conocimiento en forma directa, indirecta o por denuncia, de una situación de peligro para el ambiente o la integridad física de los habitantes en el ámbito de la Cuenca.