ACUMAR trabaja, en el marco del Plan Integral de Saneamiento Ambiental (PISA), con objetivos concretos a corto, mediano y largo plazo, para abarcar todas las variables de la problemática existente en la Cuenca Matanza Riachuelo. Las líneas de acción están organizadas en ejes estratégicos que corresponden a la gestión, la prevención y el control.

Como parte de los ejes de gestión, ACUMAR articula y coordina con las jurisdicciones y organismos públicos acciones y obras concretas para beneficio de los habitantes y del ambiente.

Con respecto a la prevención, impulsa actividades para promover valores relativos a una ciudadanía participativa y responsable, y aborda proyectos vinculados a la salud.

En cuanto al control, pone el foco en la fiscalización industrial y en la gestión de los residuos sólidos, aplica medidas preventivas y evalúa las modificaciones que se producen en el entorno.

De este modo, las líneas de acción forman en su conjunto una manera sistemática e integral de abordar la problemática de la cuenca y alcanzar así tres objetivos fundamentales: mejorar la calidad de vida de la población, recomponer el ambiente y prevenir futuros daños. 

En ACUMAR gestión, prevención y control son los modos efectivos de garantizar la recuperación de la Cuenca Matanza Riachuelo.

Videos

Imágenes